jueves, 2 de febrero de 2017

DÍA DE LA VIDA CONSAGRADA 2017

Hoy, día de la Presentación de Jesús en el Templo, Jornada Mundial de la Vida Consagrada, celebramos una solemne eucaristía en nuestra iglesia, haciendo públicamente la renovación de la profesión religiosa. 

El lema para este año 2017 es: “Testigos de la esperanza y la alegría”.
Realmente así lo vivimos cada día en nuestra comunidad. Hoy lo celebramos con un retiro que ha tenido dos charlas:
“Llamados a ser santos sirviendo a los demás”. Algunas ideas de esta meditación:
·         No podemos alcanzar la santidad por nosotros mismos, la obra es de Dios.
·         Hemos sido creados para ser santos y si no lo alcanzamos, frustramos el proyecto de Dios sobre nosotros.
·         Si he tomado la decisión de seguir al Señor, debo buscarle en todo momento con pureza de intención.
·         Somos llamados para una misión que nos supera, por nuestras solas fuerzas no podemos nada.
·         Necesitamos de la oración, el silencio interior y el recogimiento.
·         El ser servidor de los demás es un carisma, una gracia que recibimos de Dios y debemos realizarlo desde la humildad, no con torcidas intenciones de egoísmo o de amor propio. Entonces el servicio no sirve de nada porque nos buscamos a nosotros mismos.

“La Virgen María modelo de toda Vida Consagrada”.
·         No ha habido servidora más eficaz para el plan de Dios que Ella, mirándola podemos caminar siguiendo sus pasos.
·         Dios nos llama y elige, toma la iniciativa de venir a este mundo pasando por María.
·         Él nos capacita por la acción del Espíritu Santo suscitando la fe y la confianza. Ser humildes es aceptar la llamada confiando en el poder de Dios.
·         La Virgen canta el Magníficat, se alegra en Dios.
·         Acoge el plan de Dios, no pone condiciones.
·         En las bodas de Caná está atenta a las necesidades de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada