lunes, 1 de agosto de 2016

EL PERDÓN DE ASÍS

Fiesta franciscana de Santa María de los Ángeles

TE INVITAMOS A QUE CON GOZO RECIBAS ESTA GRACIA QUE JESÚS OTORGÓ A SAN FRANCISCO DE ASÍS.
¿Cuándo se gana la indulgencia?
Los días 1 de agosto por la tarde y todo el día 2 de agosto, puede obtenerse la indulgencia plenaria de la Porciúncula
Condiciones y en dónde se puede ganar:
-         Se puede ganar en todas las parroquias, las catedrales y concatedrales. También visitando una iglesia franciscana.(Enchiridion Indulgentiarum de Pablo VI)
-         Confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del papa. (Padrenuestro con Avemaría y Gloria)
-         Rechazo de todo afecto desordenado al pecado, incluso venial.

Nuestra iglesia permanecerá abierta mañana día 2, desde las 5 a las 8:30 de la tarde para quien desee ganar esta indulgencia que puedes ofrecerla por ti o un alma del purgatorio.
CONMEMORAMOS LOS 800 AÑOS DEL "PERDÓN DE ASÍS”
La tradición se remonta a 1216. El 1 de agosto, Cristo y la Virgen rodeados de ángeles se aparecieron a San Francisco de Asís en la capilla de Santa María de los Ángeles de Asís. En la aparición, el santo pidió a Dios que concediese la indulgencia a todos los peregrinos que visitaran la Iglesia dedicada a la Virgen bajo la advocación de Santa María de los Ángeles y Dios se lo concedió. 


Al día siguiente San Francisco fue a pedírselo al Papa Honorio III, quien aceptó y dio su aprobación. 

La Basílica Patriarcal de Santa María de los Ángeles en la Porciúncula encierra, entre las blancas paredes del templo del siglo XVI, la venerable iglesita de la Porciúncula, lugar de la vida evangélica y fraterna de Francisco y de la primera generación franciscana, y lugar santo en el que Francisco, la tarde del 3 de octubre de 1226, «cumplidos en él todos los misterios de Cristo, acogió a la hermana muerte cantando».En ella recibió Francisco la consagración de Clara la noche del domingo de Ramos de 1212, dando origen a la segunda orden franciscana.
La antigua iglesita de Santa María de los Ángeles o de la Porciúncula es la cuna e iglesia madre de las tres órdenes franciscanas. Francisco la amó más que a todos los demás lugares de la tierra y, moribundo, la encomendó a sus hijos como morada «queridísima de la Madre de Dios».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada